fisioterapia embarazo madrid


Los cambios – Pepara a tu bebé para venir

Durante el embarazo, la mujer experimenta cambios fisiológicos y físicos que no sólo incluyen un aumento en el volumen abdominal. Como parte de la adaptación para alojar correctamente al bebé, también se modifica la anatomía en las articulaciones, músculos y principalmente en las caderas. Es inevitable que todos estos cambios generen molestias en la embarazada.

Afortunadamente, existen recursos terapéuticos (la fisioterapia por ejemplo) en consulta medica que pueden ayudar a minimizar las molestias, incluyendo dolores, que son normales durante el embarazo y además preparar al cuerpo para un parto sin problemas.

Durante el periodo de gravidez, muchas hormonas afectan a la anatomía de la futura mamá. Así por ejemplo, una hormona llamada relaxina, hace que las caderas se ensanchan debido a un ablandamiento en la sínfisis (unión) a nivel del pubis. Esto tiene el propósito de incrementar el espacio disponible para que el bebé pueda descender durante el parto.

El espacio mencionado aumenta en promedio 3 mm durante el embarazo. En algunos casos, este espacio aumenta de manera anormal superando los 10 mm, cuando esto sucede aparece lo que se conoce como diástasis. Esta separación a nivel de la sínfisis del pubis genera molestias y dolor durante algunos movimientos. Por ejemplo las embarazadas sienten dolor cuando suben o bajan escaleras, separa las piernas, caminan y en general, cuando realizan actividades físicas en las cuales están implicadas las partes bajas de la espalda y el suelo de la pelvis.


Fisioterapia durante el embarazo

Durante el embarazo, las actividades cotidianas que habitualmente son sencillas como por ejemplo caminar, subir escaleras, estar de pie durante tiempos prolongados y recostarse o levantarse, pueden llegar a ser extremadamente difíciles, complicadas y muchas veces dolorosas para la embarazada. Según las estadísticas, un cuarto de las mujeres embarazadas experimentan molestias a un grado tal, que no pueden realizar las actividades cotidianas a las que estaban acostumbradas.

La fisioterapia aporta diversos tratamientos y terapias para aliviar las molestias relacionadas con el embarazo. Frecuentemente, la fisioterapia emplea técnicas de manipulación articular, o terapias que involucran el uso de ultrasonido, electroterapia y otros recursos para relajar la musculatura, aliviar el dolor y mantener los músculos del suelo pélvico y abdominales con un tono adecuado, evitando que la cintura se desplace más allá del rango normal de movimientos. La fisioterapia emplea con bastante frecuencia recursos como fajas, aplicación de frío o calor e indicaciones de reposo para aliviar el dolor y molestias asociadas.

Pero los cambios durante el embarazo no solamente están circunscritos a la región pélvica y abdominal. El peso adicional del bebé y el crecimiento del tejido mamario, también suelen generar dolor ciático y molestias en la espalda. La fisioterapia en consulta medica también puede aliviar estos síntomas mediante ejercicios de estiramiento, consejos posturales, técnicas de relajación y masajes. La preparación para el parto también está dentro del campo de acción de la fisioterapia. Lo importante durante un parto, es que este sea breve y que genere la menor cantidad de daño en los tejidos duros y blandos de la madre. Para esto es necesario que la embarazada tenga un buen estado de salud en general.

En especial se busca que los músculos estén acondicionados, que tenga un fondo aeróbico adecuado, buena resistencia muscular y que el suelo pélvico tenga una tonicidad óptima. Todo esto no sólo logrará que el parto sea rápido y sin molestias, sino también que el proceso de recuperación sea más sencillo. La fisioterapia suele trabajar con recursos y programas que van de acuerdo al mes del embarazo y teniendo en cuenta las características físicas particulares de cada mujer. Los principales ejercicios fisioterapéuticos, tienen como propósito generar elasticidad, tonificación, mejorar la respiración, propiciar relajación y principalmente, evitar la ansiedad y el estrés.


Seamos pesados con el tema de la postura

La mujer embarazada debe tratar de mantener una correcta postura, atendiendo a los consejos y correcciones ofrecidos por el profesional fisioterapeuta en Madrid dentro de su consulta. Para esto, es necesario que vigile constantemente su postura durante el día, mientras realiza actividades comunes como levantar objetos, sentarse, echarse, levantarse y caminar. La fisioterapia también aconseja que la embarazada realice suaves movimientos de estiramiento, pero sin llegar a extremos. Esto relaja considerablemente el tejido muscular y además ayuda a disminuir el estrés y la tensión.

La fisioterapia también hace gran hincapié en el entrenamiento del pujo y los ejercicios respiratorios para qué durante el momento del parto, la embarazada experimente la menor cantidad de molestias. La fisioterapia en Madrid enseña algunas técnicas respiratorias sumamente útiles entre las cuales están: la respiración básica, que incluye respiración abdominal, torácica y mixta; la respiración profunda o sincrónica, que suele constar de 8 a 12 repeticiones que incluyen tomar aire por la nariz, retenerlo y luego espirar el aire por la boca de forma lenta.

La fisioterapia le brinda una gran importancia a la relajación, por lo cual suele enseñarle a las embarazadas, diversas técnicas de relajación como por ejemplo la relajación de Schultz, de Jacobson, relajación por colores y sofrología, sólo por mencionar algunas de las múltiples técnicas empleadas. El propósito de la relajación es lograr que la embarazada distienda la musculatura y logre un control respiratorio adecuado. La relajación va más allá de lo físico y también tiene como propósito preparar un estado anímico positivo para que llegado el momento del parto, la embarazada se muestre cooperativa y proactiva.

De esta forma, la fisioterapia desempeña un papel preponderante durante todas las etapas del embarazo, el momento del parto y la rehabilitación posparto. Muchos médicos en alquiler recomiendan de forma rutinaria, fisioterapia a sus pacientes embarazadas, ya que los beneficios que aporta son innumerables y prácticamente no tiene contraindicaciones, por lo cual incluso forma parte del control y acondicionamiento materno en muchos centros de salud pública a nivel mundial.

Las principales técnicas de fisioterapia en Madrid durante el embarazo incluyen o están orientadas a:

  • Control del dolor
  • Ejercicios orientados a incrementar la fuerza muscular y optimizar la movilidad articular.
  • Ejercicios de corrección de postura y equilibrio
  • Alivio de la ansiedad y estrés mediante ejercicios de relajación
  • Ejercicios para incrementar el flujo sanguíneo en tejidos blandos y la flexibilidad articular
  • Empleo de aparatos de soporte dorsal
  • Consejos posturales
  • Ejercicios de rehabilitación luego del parto