Fisioterapia en el embarazo

Durante el embarazo, la mujer experimenta cambios fisiológicos y físicos que no sólo incluyen un aumento en el volumen abdominal. Como parte de la adaptación para alojar correctamente al bebé, también se modifica la anatomía en las articulaciones, músculos y principalmente en las caderas. Es inevitable que todos estos cambios generen molestias en la embarazada.